Agora talentia: Iruña 11,12 febrero

10 02 2009

El 11 y 12 de febrero se celebrar el congreso Agora Talentia, que se ha venido a llamar el congreso sobre el talento. En el programa confirman su asistencia un montón de “sabios” acerca del talento que trabajarán en este encuentro en una declaración internacional sobre el talento. A decir verdad desconocemos el alcance de la declaración, si va a servir de algo en el panorama general o se quedará como una tan interesante como ineficaz declaración de intenciones, como suele pasar en este tipo de congresos.

Aunque en principio nos parece muy interesante y positivo , finalmente no vamos a asistir y el motivo no es otro que el (a nuestro entender) excesivo precio de la inscripción, 650 euros, (500 si estas en el grupo de facebook). Y precisamente por este motivo también pensamos que este encuentro nace ya “tocado”. Desde la organización argumentan el elevado coste de los cachés de los asistentes (y no lo ponemos  en duda), como justificación del precio y para paliarlo nos han comunicado que intentarán hacer público el contenido de las conferencias y talleres, cuestión que si finalmente se lleva a cabo es de agradecer.

Pero nosotros vamos un poco más allá. Lo que a nosotros nos chirría y creemos que es una cuestión que últimamente atañe a casi todos los eventos/encuentros/experimentos de este tipo en nuestra comunidad (Plan Moderna,…) es que a pesar de que uno de los principales argumentos de casi todos los ponentes que asistirán (en mayor o menor grado) gira en torno a la necesidad e importancia de articular y contar con la TOTALIDAD de la sociedad como motor de innovación, de creatividad y de generación de nuevas ideas, finalmente se queda en un circulo bastante cerrado y pequeño de personas (físicas y jurídicas como otras instituciones, asociaciones, empresas,…).

Y es que entendemos que este encuentro era una magnifica oportunidad para empezar a poner en práctica muchas de las ideas y cuestiones que se apuntan por parte de algunos ponentes como Richard Florida, o la fundadora de Ideas4all, entre otros. Entendemos la dificultad para poder llevar a cabo algo así, aunque al menos sino es dándole un protagonismo principal si al menos,se podrían haber generado iniciativas y dinámicas que posibilitasen participar de alguna manera y contar con la riqueza de las aportaciones que pudieran hacer desde otros muchos sectores, que únicamente la élite que asistirá a este congreso. Hoy en día y hasta que salga en los periódicos, ¿que ciudadano de Iruña o del resto de navarra siente cerca este encuentro?

Así que vemos con muy buenos ojos que por fin se aborden estos temas a la vez que compartimos muchas de las ideas que allí se escucharán y por eso consideramos este tipo de actos y encuentros como muy positivos, a la vez que creemos que tanto el planteamiento , como el formato e incluso el lugar a celebrarse, es muy poco o nada innovador y/o participativo. NO es nuestra intención hacer populismo, pues creemos que si es posible acercar a la sociedad encuentros como este. Hace un apr de años estuvimos en el “Coffee break” organizado en Cáceres por la Junta de Extremadura, y con sorpresa y satisfacción pudimos comprobar como habían implicado de diferentes formas a muchos sectores, comercios  y ciudadanos/as de a pie.

Nos quedamos con dos reflexiones de Richard Florida, autor de “Creative class” y uno de los principales ponentes de este encuentro. La primera relacionada con lo que anteriormente comentábamos.

“En estos momentos la competitividad económica en la Era de la Crea-
tividad se basa en el desarrollo al máximo del poten-
cial creativo de todos los trabajadores, desde el oficinista
de almacén y el jardinero hasta el informático o el ar-
quitecto.

Y esta otra en la que Iruña/Pamplona o mas bien todo Navarra se podría considerar una ciudad de segunda aspirando a cambiar…..por favor, tomen nota de lo que dicen los expertos…..pues se podrían hacer grandes cosas en esta ciudad si se dejan prejuicios y miedos a un lado. Les aseguro que hay muchísimas personas, empresas, asociaciones y todo tipo de entidades dispuestas a trabajar codo con codo en este sentido. Así sería mucho más fácil y legítimo aspirar a ser capital europea de la cultura.

“Una cosa que no favorece a las ciudades de segunda es
que verdaderamente no quieren hacer sitio a las clases
creativas. A pesar de lo que sus líderes dicen en público,
en estas ciudades abundan los líderes que Jane Jacobs
llama “aguafiestas”. La verdad es que la economía de
una de estas ciudades “pico” implica todo tipo de de-
safíos: los jóvenes tienen que estar comprometidos, al
igual que las mujeres y la comunidad de gays y lesbia-
nas; los artistas y la gente culturalmente creativa tienen
que estar involucrados; y los empresarios también se
benefician del impulso. Sin embargo, en muchos sitios
les asusta este tipo de dinámica social y cultural. Los
“aguafiestas” dicen: “No gracias, preferiríamos seguir
con nuestro estilo de vida de los años cincuenta”. Por
eso, lo que hace falta es que las ciudades de segunda
y de tercera acepten de verdad la era creativa. Tienen
que hablar con los jóvenes, “conectar” con las mujeres,
con los inmigrantes, con la población gay y lesbiana y
con la comunidad artística y cultural, y transmitirles cla-
ramente el mensaje de que verdaderamente son ne-
cesarios para reconstruir la ciudad.

Anuncios